¿CUÁL ES LA FUNCIÓN MÁS IMPORTANTE DE UN GERENTE?

Desde hace ya un siglo, se ha venido teorizando sobre las características de la función gerencial. Cada cierto tiempo un modelo de desarrollo se impone como un nuevo paradigma que rige las costumbres y los comportamientos de los directivos, marcando los estilos y formas de gobierno de las instituciones.

Taylor y Farol, con sus modelos de tiempos y movimientos, generaron estilos de control, supervisión y comando, fuertemente influenciados por los estilos militares prusianos existentes. No obstante haber sido rebatidos y desvirtuados por modelos posteriores, la Función de Regente (1.910), yo digo, usted hace, continúa siendo utilizada por algunos gerentes que “dominan” a sus empleados por relaciones dictatoriales, como la función más importante de algunos gerentes.

Como consecuencia de la revolución comunista de la segunda década del siglo pasado y la necesidad de planear las inversiones y el desarrollo económico del nuevo gobierno ruso, se desarrolló la necesidad de realizar planes quinquenales que pudieran ser establecidos, analizados, medidos y evaluados. Nace pues la planeación estratégica. Como consecuencia de esta necesidad, se impone un nuevo paradigma gerencial; La Función Planeadora (1.925), yo pienso usted ejecuta, se convierte en un estilo gerencial nuevo. ¿Qué vamos a hacer, cómo lo vamos a hacer, con qué recursos contamos y cuando lo vamos a hacer? El paradigma de estos gerentes radica en que la planeación se basa en los recursos económicos de las organizaciones bienes y capital. Paradójicamente, No obstante nacer la Función Planeadora de las teorías comunistas, se centra en los bienes y el capital, olvidando la planeación del ser y del espíritu organizacional.

Solo hasta después de la segunda guerra se introduce una nueva función gerencial. Peter Drucker  desarrolla un nuevo paradigma o función gerencial, derivada de la anterior; La Planeación por Objetivos. Este nuevo modelo toma un gran auge, convirtiéndose en una nueva función. Función por Objetivos (1.950).  Establece los Objetivos más importantes y dedica sus esfuerzos a alcanzarlos, cada quién piensa, cada quién ejecuta. Esta nueva función se ha convertido en la función gerencial más importante de muchos gerentes. Tal como lo describe Pablo Cardona en su obra “Las Claves del Talento” (cápsulas de Enero 30, Febrero 6, 13 y 20), esta nueva función gerencial denominada Función por Objetivos, solo lleva a crear conflictos internos y rivalidades departamentales.

En la década de los 60 se presentan dos teorías que modifican los paradigmas de la gerencia. Se trata de la Teoría X y la Teoría Y de Douglas McGregor  y la Teoría de la Pirámide de las Necesidades de Abraham Maslow. Ambos escritores introducen una nueva variable a las funciones gerenciales; la variable humanística. Es así como se desarrollo un nuevo paradigma; la Función Paternalista (1.960). El gerente tiene la responsabilidad de preocuparse por las condiciones de sus trabajadores. Se le incorpora a la Función por Objetivos de los años 50, la responsabilidad de cargar con el desarrollo humano en las compañías. Yo siento por usted.

Durante los años 80 se hace necesario que el gerente sea un visionario, que pueda predecir el futuro y anticiparse a los cambios que se van a producir. Mediante el entendimiento del presente, el análisis de su entorno, deberá prever y actuar para prepararse. Se le da una Función de Visionario (1.988). Es así como Michael Porter comienza a desarrollar su análisis estructural del entorno y siembra las semillas de sus trabajos de las ventajas competitivas.

A finales de los años 80 y comienzos de los años 90, se libera al gerente de la responsabilidad de cargar con el desarrollo humano de los funcionarios. Esta no es una función del gerente, es una responsabilidad individual de cada ser. La gerencia colabora, pero no asume la responsabilidad. Paralelamente, se desarrolla una nueva tendencia en el desarrollo de la educación de las personas. Se comienza a hablar de las competencias (Michael Zwell, Paul Hager y David Beckett) . ¿Qué debo tener para ser exitoso?

Hoy en día (siglo XXI) la principal función de un gerente es la de liderar el desarrollo de la organización mediante la motivación y el crecimiento de sus empleados; Función de Líder. El gran cambio que se produce es pasarle la función de liderazgo a toda la organización. Ya no se habla de la función gerencial de liderazgo, sino que por el contrario, de la función de liderazgo al interior de las organizaciones.

¿Y cómo alcanzar ese liderazgo, esa ascendencia sobre sus socios de negocio (colaborador, par y subalterno) que le permita a la organización desarrollarse a sí misma? No hay una respuesta única y salomónica. Solo quedan nuevos paradigmas que deben ser conocidos, ensayados y desarrollados.

Algo claro queda de la función de liderazgo esperada en un gerente; Él deberá escuchar a sus colaboradores, deberá conocer sus inquietudes, deberá orientarlos en su desempeño, deberá asistirlos en su desarrollo, apoyarlos en su crecimiento, deberá dejarlos libres para que actúen bajo unas premisas pre establecidas.

Cada día, con mayor frecuencia, el gerente deberá actuar como un “coach” de sus subalternos. Deberá organizar los partidos, pero no podrá jugarlos por ellos.

Opina

*

Visit Us On FacebookVisit Us On Twitter